Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197
Alcalá del Júcar (Albacete) | Momentos Viajeros Skip to content

Alcalá del Júcar (Albacete)

Alcalá del Júcar

Este fin de semana hemos visitado el pintoresco pueblo de Alcalá del Júcar, en la provincia de Albacete, uno de los pueblos más turísticos de la zona y que ha recibido numerosos premios y reconocimientos entre los que se encuentra, “Premio Turismo 1998” , “mejor iluminación artística 1986”, ha sido nombrado “Conjunto Histórico- Artístico” y también el galardón “Ciudad Distinguida 2006”; Y es que Alcalá del Júcar se lo merece, por su enclave privilegiado, la singularidad de sus cuevas, el paisaje de “la hoz del Júcar”, su gastronomía y la amabilidad de sus gentes. ¿Te animas a visitarlo?

DSCN3741
Alcalá del Júcar

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de visitar Alcalá del Júcar está formado por un laberinto de callejuelas y de casitas encaladas. Las calles son estrechas y muy empinadas, lo que desaconseja totalmente intentar acceder con nuestro coche. Lo más aconsejable es dejar el coche aparcado en los numerosos aparcamientos públicos y gratuitos que indican a la orilla del río Júcar y comenzar el recorrido cruzando el puente romano. Para proseguir ascendiendo por sus pintorescas callejuelas hasta llegar al Castillo.

Puente Romano

DSCN3684 DSCN3665

Castillo

El Castillo se encuentra en lo alto de la montaña. Su origen es musulmán y fué conquistado en el siglo XIII por los cristianos. En la actualidad queda en pié un torreón desde el que se tienen unas magníficas vistas del pueblo y de “la hoz” del Júcar.

Para llegar al castillo o bien ascendemos por las callejuelas de Alcalá o también podemos llegar en coche hasta arriba siguiendo la carretera del pueblo (hay indicaciones). Nosotros preferimos llegar con el coche.

La entrada al castillo cuesta 2 euros y en su interior hay una colección de fotografías antiguas del pueblo y de sus gentes; También cuenta con una exposición de un artista local que trabaja el hierro formando curiosas figuras,  desde “la Dama de Elche”, pasando por “Un arquero”, hasta “un pastor y sus cabras”.

DSCN3742 DSCN3757
DSCN3758 20110827_007

 Aquí os dejo unas fotografías desde lo alto de la torre del Castillo. Lo que más nos llamó la atención fue la Plaza de Toros, que es única por su forma irregular y de la que se desconoce su fecha de construcción, considerándose una de las más antiguas de España.

DSCN3754
Puente Romano y "La isleta" desde el Castillo

DSCN3753
Plaza de toros

DSCN3745
Iglesia de San Andrés desde el Castillo

DSCN3770
La hoz del Júcar

Cuevas

Sin duda unas de las principales “atracciones turísticas” de Alcalá del Júcar son sus cuevas. Las más importantes son las cuevas de Masagó y cuevas del Diablo.

Ambas cuevas se encuentran muy bien indicadas a lo largo del recorrido turístico del pueblo. Nosotros nos decantamos por las cuevas del Diablo, porque habíamos oído hablar de su peculiar dueño y nos llamaba mucho la atención.

DSCN3794
Cuevas de Masagó

DSCN3793
Cuevas del Diablo (entrada inferior)

Cuevas del Diablo

Para acceder a estas cuevas existen dos entradas, una la tenemos en lo que podríamos llamar la parte madia-baja del pueblo, un par de calles más arriba de la Iglesia de San Andrés. Esta entrada es ideal para todos aquellos que simplemente quieran visitar la cueva-museo. Se accede por un portal en el que se da paso a un largo corredor excavado en la montaña y que termina en las cuevas que han habilitado como bar y también como discoteca.

La otra entrada la encontramos situada en la parte media- alta del pueblo, más cerca del Castillo y de las Cuevas de Masagó. Esta entrada es ideal para los más curiosos y aventureros, pues para llegar a las cuevas propiamente dichas hay que recorrer un gran trecho de pasadizos excavados en la roca (están muy bien iluminados) y luego descender varios pisos de escaleras para llegar a la zona del bar.

La entrada cuesta 3 euros y lleva incluida una consumición.

Nosotros accedimos por la parte media- alta del pueblo y al llegar a las cuevas nos encantaron, tanto por las vistas hacia el río Júcar como por la decoración tan ecléctica y recargada. Es un auténtico museo de antigüedades (muebles, aperos de labranza, tinajas, billetes antiguos de todo el Mundo, fotografías del dueño con personajes famosos).

Nos tomamos una cerveza para reponer fuerzas disfrutando de las vistas y de la temperatura tan agradable que hacía en las cuevas y pudimos conocer a Juan José Martínes, conocido por sus vecinos como “el Diablo”, dueño de la cueva y personaje singular que con una gran sonrisa accedió a hacerse una foto conmigo.

DSCN3776 DSCN3650
RSCN3789 DSCN3768

Restaurante “a brasa me”

Cuando salimos de la cueva ya era la hora de comer y escogimos un restaurante que hay junto al puente romano y al Paseo de los Robles. Es muy fácil de reconocer pues se accede a través de un arco de piedra y tiene una gran explanada con mesas para comer junto al Júcar con el susurro del agua y viendo los patos y las ocas.

Los precios de los restaurantes son similares. Un menú del día por 12 euros/persona con primero  a elegir (gazpachos manchegos; gazpacho andaluz, ensalada) un segundo (paella mixta; embutido a la brasa; pescado), pan, bebida y postre. Lo que no merece la pena es el menú de 15 euros de brasas porque te ponen lo mismo que el segundo plato del menú de 12 euros nada más que le añaden un huevo frito, una costilla y un tocino.

Estaba todo muy bueno, todo casero y el chico que nos atendió súper agradable. Un sitio al que volveremos a comer en nuestra visita a Alcalá del Júcar.

DSCN3673
Comiendo a orillas del Júcar

DSCN3688
Restaurante "a brasa me"

Después de comer dimos un pequeño paseo por la llamada “ruta del agua” que transcurre a lo largo del río y vimos también la “Playeta”, una auténtica playa con una orilla de arena y su chiringuito incluido, la verdad es que el baño parecía muy bueno y el agua no estaba nada fría.

DSCN3667
La ruta del agua

DSCN3685
la playeta

Y así transcurrió el día, visitando este bonito lugar. Nos hubiera gustado quedarnos más tiempo, así que ya estamos planeando hacer una escapada de fin de semana a alguna de las casas cueva que hay por aquí. O si no, para el próximo Agosto y aprovechar las fiestas de “San Lorenzo”… Sea como sea, Alcalá del Júcar es un pueblo para repetir.

Published inVIAJES
Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies