Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197
Marrakech (2009) | Momentos Viajeros Skip to content

Marrakech (2009)

Marrakech

Día 1: ¡Llegamos a Marrakech!

(16 de Abril de 2009)

Con esta guía (Top 10 Marrakech) y la página de los viajeros www.losviajeros.com, organizamos nuestro primer viaje a Marruecos, en concreto a la maravillosa ciudad de Marrakech, realizando un par de excursiones a al ciudad costera de Essaouria y la zona de las Kashbas hasta Ouarzazate.

Estuvimos 6 días (5 noches). Espero que os sea de ayuda para organizar vuestro próximo viaje a este destino!

El viaje lo realizamos con Easyjet, salimos desde Madrid vuelo directo a Marrakech- Menara (2 horas de vuelo). Salimos a las 10h y por los cambios horarios llegamos allí a las 10h jejeje. Con lo cual teníamos toda la mañana por delante. Contratamos la recogida al aeropuerto con el Riad (nos costó 15 euros y nos llevaron hasta la puerta las maletas).

El Riad Basma (crítica en Tripadvisor del Riad Basma) está situado muy cerca de la plaza Jema El Fna. A tan sólo 5 minutos caminando y en una calle que por la noche está muy bien iluminada. Lo contratamos a través de la página de Hostelworld.com, con ella hemos hecho varias reservas de alojamientos en diferentes países y siempre ha sido muy eficiente. En este caso concreto el Riad Basma ha sido un gran acierto. Además de su buena ubicación los dueños del Riad son un matrimonio jóven (Miguel (malagueño) y Johana (de Marrakech y habla perfecto español), son un encanto y nos ayudaron entodo lo que necesitamos. La decoración era preciosa y estaba todo limpísimo. La habitación y el baño eran amplias y muy bonicos. También tenía una terraza donde tomar los desayunos y descansar por la noche.

          Riad Basma

Tras dejar las maletas y tomar un te a la menta nos preparamos para nuestro primer día de visitas. Caminamos hacia la plaza Jema El Fna y disfrutamos del ambiente diurno (puestos de zumos de naranja, tatuadoras de hena, encantadores de serpientes, domadores de monos, los aguadores…). Cambiamos dinero en un banco de la calle Agnoau (está justo delante de la plaza y es peatonal, cuenta con muchos bancos, cajeros, locutorios, restaurantes…(1euro=11Dhrs).

                    Puestos de Naranjas

Mezquita de la Koutobia

Cuando ya teníamos nuestros primeros Diharns en los bolsillos caminamos hasta la mezquita de la Koutubia (no permiten la entrada a los no musulmanes), admiramos su altura y su jardín de naranjos y palmeras que están muy bien cuidados.

Jardines de la Koutoubia

Jardín Majorel

Paramos un taxi, negociamos 30 Dhrs  y cuando estamos dentro el taxista nos dice que el jardín lo cerraban a las 14h (y en ese momento eran las 13:30h), yo le dije que en la guía ponía que el horario era ininterrumpido y el conductor insistía que cerraban y que nos llevaba al jardín de La Menara (porque le pillaba siguiendo la avenida). Menos mal que no le hicimos caso, insistimos y nos llevó al jardín Majorel, porque efectivamente el horario era ininterrumpido . El Jardín es muy bonito, se recorre fácilmente y tiene un bosque de bambú súper chulo, además del jardín de cactus y el estanque de nenúfares que está lleno tortugas. La entrada cuesta 30 Dhr/persona y merece la pena recorrerlo tranquilamente, disfrutando del silecio, de los pájaros, del contraste de colores (sobre todo del azul tan característico).

          Jardi Majorelle

Cuando terminamos la visita ya era la hora de la comida, cogimos otro taxi (otros 30 Dhr) hacia la plaza para comer en el famoso y mencionado en este foro Restaurante Chez Chegrouni . La verdad es que después de haber comido en muchos sitios en Marrakech (todos ellos buenísimos) este merece una buena mención por calidad precio. Comimos ensalada marroquí, Tajiné de Kefta y huevo y Tajiné con Verduras, agua y pan, todo por 150 Dhrs y todo buenísimo!!!

Restaurante Chez Chengrouni

Después de comer decidimos ir al Riad a descansar un poco porque estábamos cansados del viaje y no habíamos parado desde que por la mañana habíamos bajado del avión.

Paseo en Calesa por Marrakech

Tras echar un sueñecito, salimos dirección a las calesas que hay entre la plaza y la Koutubia dispuestos a dar el recomendable Paseo en Calesa por las murrallas de la ciudad. Preguntamos a varios cocheros y muchos nos decían que la tarifa oficial eran 90 Dhr por persona y hora (180Dhrs los dos), al final conseguimos que nos lo dejaran a 150 Dhrs (los dos) y estuvimos un poco más de una hora. El paseo es relajante y nos gustó mucho.

murallas.jpg

 

Al finalizar el paseo nos dirigimos a la Plaza, ya estaba oscureciendo y los puestos de comida se habían instalado. Decidimos dar una vuelta para echarles un vistazo. Los puestos están muy bien ordenados. Hay una fila que corresponde a puestos que sirven te y dulces (delante), en el lado derecho se encuentran los puestos de caracoles, en el lado izquierdo los puestos que quedan de naranja y frutas pasas, ya en el centro están los de la cena propiamente dicha. Nos hacemos fotos con los aguadores y con los músicos de gwana.

 

Primero tomamos un zumo de naranja natural por 3 Dhr (buenísimo) y para cenar nos decidimos por el puesto nº34: ensalada, 2 pastelas de pollo y refrescos por 70 Dhrs. Nuestro primer día, y primera toma de contacto con Marrakech había resultado magnífica.

Día 2: Marrakech y sus zocos

(17 de Abril de 2009)

Este día lo dedicaríamos a los zocos. Tomamos el desayuno en la terraza de nuestro Riad: leche, café, napolitanas de chocolate, crepes típicos, mermelada, pan tostado, mantequilla, zumo de naranja.

Cogemos nuestra guía Top10 Marrakech que tiene en su interior un mapa de la Medina y buscamos la Rue Semarine, que es la principal que conduce a la zona de los zocos. Había leído en el foro que por mucho mapa que uno lleve, es difícil orientarse por la Medina y es verdad!!!! A si que, terminamos preguntando a los dueños de los puestos que nos orientaron bien y en 5 minutos ya estábamos enfilando la[u] Rue Semarine[/u]. La zona de los zocos es un laberínto lleno de tiendas, de colorido, de aromas y ruidos. Estábamos encantados. Nos acercamos a un puesto de dulces y nos obesquian con unos briouats (triángulos rellenos de almendra y miel, riquísimos).

Una pintada en la pared con una flecha nos indica la Plaza de las Especias (hay que prestar antención a estas “señalizaciones” para llegar a los sitios, es común encontrarse con ellas). La plaza tiene alrededor muchos puestos donde venden especias de todo tipo, también hay tatuadoras de henna y puestos de artesanía. En la foto podeís ver el famoso “Café des Epices”.

Museo de Marrakech

Volvemos a retomar la Rue Semarine y después de caminar y caminar desembocamos por arte de magia frente al Museo de Marrakech.  Existe una entrada combinada para tres sitios, cuesta 60Dhrs por persona y con ella puedes entrar al Museo de Marrakech, a la Madraza Ben Yusuf y la Kouba Ba’Adiyn. Comenzamos la visita por el Museo de Marrakech. El patio central es muy bonito, con una luminosidad anaranjada y una lámpara central muy impresionante. Tiene colecciones de joyas, sables y una pequeña galería de arte.

Madraza de Ben Yusuf

Después nos dirigimos a la Madraza Ben Yusuf. Este sitio nos encantó. Tiene unos estucados preciosos, la marquetería, el patio central con la fuente. Además el piso de arriba donde se visitan las celdas de estudiantes es muy interesante. Estuvo activa hasta 1960. Aquí os dejo una foticos.

Kouba Ba’ Adiyn

Al salir de la Madraza, visitamos la Kouba Ba’Adiyn, en la guía pone que es el exponente más antiguo de arquitectura islámica, con hermosos paneles de escayola tallada. Es el único edificio construido por los almorávides fundadores de Marrakech que se conserva.

Zoco de los Tintoreros

Habíamos visitado los tres monumentos y nuestro siguiente destino era el Zoco de los Tintoreros (Souk des Teinturiers). Miramos el mapa (inutilmente) y empezamos a caminar, después de dar unas cuantas vueltas decidimos preguntar a alguien. Un hombre se ofreció a ayudarnos, le seguimos y llegamos al zoco. Allí un hombre nos enseñó el proceso de tinte natural, hicimos fotos y luego visitamos su tienda (es lo habitual). Compramos una colcha que nos gustó muchísimo por 350 Dhrs  :aplauso: .A nuestro “guía” le pagamos una propina y se fue contento.

Ya era la hora de comer, seguimos caminando y llegamos por arte de magia a la Rue Mouassine, así que decidimos comer en el Restaurante Café Árabe. Es un restaurante precioso, con un patio de naranjos y una terraza chulísima para tomar te o batidos. Nosotros comimos: ensalada césar, flan de verduras, frochetas de carne, rollos de pollo con salsa de queso… todo buenísimo por 420 Dhrs. Este sitio es más caro de lo habitual en Marrakech, pero merece la pena, la comida y el servicio inmejorable, la música y el ambiente también.

La Menara

Después de comer nuestro siguiente destino era La Menara. Al final de la calle cogimos un taxi que nos llevó hasta La Menara (30 Dhrs). La entrada es gratuita. Se accede por una avenida flanqueada por olivos, aquí hay muchos habitantes de Marrakech que pasan la tarde, hacen picnic, chicos y chicas adolescentes paseando. El ambiente es muy bueno.

Restaurante Dar Essalam (cena espectáculo)

Regresamos a Jema El Fna en taxi (30Dhrs) y decidimos ir a reservar mesa para la cena en Restaurante Dar Essalam. Dar Essalam es el restaurante más antiguo de Marrakech. Su interior es como un palacio, con varias salas. Las cenas se hacen por lo general en una sala con una cúpula muy bonita en el centro, la iluminación es tenue y en las mesas ponen velitas. Es recomendable ir directamente y reservar la mesa porque así escoges la mesa que tu quieres. Para llegar al restaurante no hay pérdida, es caminar desde la plaza por la Rue Riad Zitoun el Kedim todo recto. Nosotros preguntamos a un chico y nos llevó hasta la puerta. Después de reservar decidimos ir al Riad para darnos una ducha y ponernos elegantes para la cena. A las 20h teníamos que esta en el restaurante y eran las 18h. En apenas 15 minutos desde Dar Essalam, habíamos llegado al Riad. Después de una duchita caliente y arreglarnos (esto es una opción personal porque luego allí la gente iba con la ropa de todo el día… a nosotros nos hacía ilusión ponernos “guapos”  😉 ) nos fuimos a Dar Essalam. Cuando llegamos ya teníamos la mesa preparada, con nuestra vela. Te asignan un camarerro y te dan la carta que tiene 9 menús diferentes. La verdad es que con el menú básico (250 Dhrs por persona) tienes más que suficiente, porque la cantidad es abundante y siempre puedes compartir con la pareja. De primero ponen una selección de ensaladas (con pedir uno de los dos ensalada comen los dos) o una Harira (sopa típicica muy buena). De segundo hay muchos platos para elegir (cuscus, tajines…) nosotros pedimos cuscus y tajiné de cordero con ciruelas y almendras (buenísimos), luego ponen té a la menta fruta o dulces. Los camareros son muy simpáticos y hacen bromas constantemente. Durante la cena hay música en directo y hacen espectáculo de danza del vientre y una mujer que bailaba con una bandeja en la cabeza llena de velas. El ambiente es fabuloso y la comida también, nosotros salimos encantados y lo recomendamos. Terminaba otro día en nuetro viaje que estaba resultando genial!!!.

Día 3: Essaouria

(18 de Abril de 2009)

Este día (sábado) lo íbamos a dedicar a Essaoria. Es recomendable hacer las excursiones en fin de semana, porque desde el viernes por la noche hasta el domingo hay muchísima gente en Marrakech (tanta, que hay calles que cuesta caminar).

Habíamos quedado con nuestro taxista Adbrahim (taxi nº 704) a las 8h en la puerta de Chez Chengrouni (nos quedaba muy cerca del Riad). La verdad es que es un hombre encantador, puntual, educado y respetuoso. Conduce prudentemente (y eso es algo muy a tener en cuenta en Marrakech). La verdad es que lo recomendamos porque siempre estaba pendiente de nosotros, si ibamos cómodos, o estábamos bien, o si queríamos parar. Sin duda fue un acierto, tanto por el precio pactado (800Dhrs Essaoria + 900 Dhrs Ouarzazate) como por el trato de Adbrahim.

Tardamos en llegar a Essaouria 2 horas y media. Aunque la carretera es todo recta, hay tramos en los que hay obras (porque están construyendo una autovía) y se va mucho más lento. En el camino paramos para ir al servicio en una cooperativa de alfombras que simulaba una Kasbah, pero como a nosotros las alfombras no nos dicen mucho, pues seguimos camino sin compromiso.

Llegamos a Essaouria sobre las 10:30h y Adbrahim aparcó en un parking que hay junto al puerto. Quedamos con él sobre las 17:30 para regresar a  Marrakech y comenzó nuestro día por Essaouria. La primera toma de contacto fue la playa, que es muy grande y muy bonita. La verdad es que habíamos leído en el foro que esta ciudad es especial, relajante, y sin duda lo es. El ambiente es mucho más tranquilo que en Marrakech y la ciudad en sí es muy pintoresca: la muralla, las callejuelas, los arcos de piedra.

Tras caminar un rato por el paseo marítimo nos adentramos en la ciudad. Atravesamos la puerta de Bab es Sba (en la guía teníamos un mapa de Essaoria que es bastante práctico, la ciudad se recorre fácilmente sin mapa, pero nunca viene mal una ayudita).

Después de pasear por las calles de Essaouria a través de sus zocos, llegamos a la Plaza Moulay Hassan, es la plaza principal, desde donde se accede a los puestos de pescado y donde se ven las vistas de la muralla de Essaouria.

Una vez allí, era la hora de comer y decidimos ir mirando los distintos puestos de pescado. Al final nos decantamos por el puesto nº14 y comimos: gambón a la plancha, cigalas (son chafadas), dos lubinas, un bogabante gigante, calamares, pan, ensalada y bebidas (esto último te lo ponen siempre) por 300Dhrs. Decir que estaba todo súper fresco y buenísimo.

Después de comer nos dirigimos a la Pastelería Maalem Driss (que fue creada en 1928). Es un lugar muy pintoresco, lleno de cuadros y fotografías de Essaouria. Los dulces estaban buenísimos. Estos dulces no son los típicos de almendra y miel, sino que su textura es más parecida a los de aquí, pero más espumosos. Nos tomamos un té a la menta y unos pastelitos en el patio por 40Dhrs.

Tras endulzarnos bien, continuamos paseando por las calles de Essaouria. Decidimos comprarnos unas sandalias de piel que nos gustaron mucho. Fran se quedó con unas de piel marrón muy veraniegas y yo me decanté por unos zapatos de piel fucsia con una espiral en verde oscuro. También compramos unas de piel negra para el hermano de Fran. Los tres pares de sandalias nos costaron 200 Dhrs. También entramos a varias galerías de arte (hay muchas) y todas tienen unas típicas pinturas muy coloristas que a mi me encantaban, pero al final por indecisión no me compré ningún cuadro… otra vez será.

Ya se estaba haciendo la hora de volver al taxi (el día se nos había basado volando). Caminamos para ver el puerto, que es pequeño pero muy pintoresco. Realmente nos estaba gustando mucho Essaouria.

Llegamos al taxi a las 17:30h y pusimos rumbo a Marrakech. A las 20h llegamos a la ciudad y había un montón de tráfico, al ser sábado noche. Nos despedimos de Adberrahim hasta el día siguiente a las 7:30h para ir a Ouarzazate. Al llegar al Riad estábamos muy cansados, nos duchamos y estuvimos hablando un rato con Johana (la dueña del Riad), y bromeando le dijimos que ojala pudiéramos haber llamado a Telepizza y ellos se ofrecieron a traernos un par de pizzas porque iban a traer también para ellos. Al final cenamos pizzas… muy buenas y un 10 para Johana y Miguel por su hospitalidad y simpatía.

Día 4: Las Kasbas, Aït Benhaddou y Ouarzazate

(19 de Abril de 2009)

A pesar de tener que madrugar, este día nos levantamos muy animados porque nos esperan las Kasbas, algo que nos ilusiona mucho del viaje. A las 7:30h ya estaba Adberrahim esperando frente a Chez Chengrouni. Una vez en el taxi, comenzaba la excursión hacia Ouarzazate.

Conforme nos alejábamos de Marrakech, se abría ante nosotros un paisaje verde, la zona del Valle de Ourika, con riachuelos, también paramos para ver más de ceraca los poblados bereberes (algunos ya están deshabitados).

La carretera continua y el paisaje sigue sorprendiendo, los valles empiezan a ser cada vez más profundos. A lo largo de la carretera hay muchos puestos para comprar fósiles y minerales. Atravesamos pueblecitos y al ser domingo, en algunos había mercado semanal. Paramos en un mirador para contemplar más de cerca las montañas nevadas y la altura de los valles. No imaginábamos estos paisajes en el sur de Marruecos, estábamos muy sorprendidos. Continuamos viaje y subimos el puerto de montaña de Tizi-n-Tichka con 2260 metros de altitud. Una vez en lo alto, paramos para ver la carretera que habíamos recorrido. También se apreciaban en la montaña las cascadas del deshielo.

Aït Benhaddou

Una vez que atraviesas el puerto de montaña el paisaje cambia por completo, se vuelve más desértico y aparecen unas montañas rojizas. La carretera también cambia y comienza a tener menos curvas (cosa que se agradece bastante). Ya quedaba poquito para llegar a nuestro primer destino. Encontramos un desvío hacia Aït Benhaddou (hora de llegada 11:30h, haciendo paradas cortas). La carretera hasta llegar hasta allí es estrechita (son 10 kms). Se pueden apreciar la cordillera del Atlas nevada. Cuando llegas a Aït Benhaddou, primero aparcas en una zona donde hay un hotel, tiendecitas, un restaurante. En el restaurante hay un mirador donde salen unas fotos muy bonitas de la Kasba (para los más entendidos, en realidad se trata de un Kasur, es decir, un conjunto de kasbas, porque la kasba en sí solamente es la construcción con los cuatro torreones).

Fran y yo

Caminamos por una cuestecita y ya nos econtrábamos en la ladera, frente al río Ouarzazate, contemplando aquella maravilla, que ha sido declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y no me extraña, porque cuando estas frente a ella, parece que has retrocedido cientos de años. El río es poco caudaloso, se puede cruzar a pie si te remangas los pantalones, pero a nosotros nos hacía mucha ilusión cruzarlo en burro (además el agua está bastante fresquita). Le pagamos a los chicos que nos cruzaron 100 Dhrs los dos por cruzarnos ida y vuelta, son chicos del Sahara que viven de eso y la verdad que muy simpáticos.

Una vez cruzamos el río, nos dispusimos a pasear por las callejuelas (la entrada cuesta 10Dhrs por persona). Este pueblo fortificado es la Kasba mejor conservada del Atlas. También es la más famosa por ser una localización cinematográfica muy popular, ya que ha sido inmortalizada en decenas de películas, entre ellas Lawrence de Arabia, La Momia, Gladiator, Alejandro Magno. Las calles están muy bonitas, hoy viven allí 10 familias. Hay tiendas de artesanía, compramos unos imanes de barro hechos por un artesano que eran kasbas (20Dhrs cada uno). También compramos una chilaba típica bereber por 60 Dhrs.

Una vez visitamos el pueblo, y tras estar regateando con un saharaui sobre unos fósiles (al final no llegamos a un acuerdo :-( ,una verdadera lástima). Salimos de la Kasba y cruzamos el río subidos en nuestros respectivos burros. Ya en la zona del aparcamiento compramos en una tiendecita unos refrescos y agua para Adbrrahim, hacía calorcito. Los refrescos buenísimos (Hawai Tropical).

Ouarzazate

La visita a Aït Benhaddou nos había encantado :aplauso: . Pusimos rumbo a Ouarzazate, ya sólo quedaban 20kms. Ouarzazate es una ciudad de unos 60.000 habitantes. Cuenta con numerosos hoteles y ofrece multitud de actividades: paseo en camello, quads y visitas a estudios de cine como los de “Atlas Corporation Studios”. En Ouarzazate se visita la Kasba Taurit (también cobran 10Dhrs por persona). Si quieres puedes contratar un guía para que te explique la Kasba (nosotros prescindimos de él, porque nos hacía ilusión ir descubriéndola poco a poco). Dentro de la Kasba es como un laberinto, está muy bien conservada y pasas de unos edificios a otros, pasando por patios interiores, las ventanas de los torreones.

Cuando terminamos la visita ya era la hora de la comida. Adbrrahim nos recomendó un restaurante frente a la Kasba Taourit (Restaurante la Kasbah), que tenía un menú del día por 90 Dhrs (ensalada o harira, cuscus o tajinés y té con dulces o fruta). Como en todos los sitios donde fuimos, la comida muy buena y el sitio está muy bonito, tiene dos terrazas y salas interiores (nosotros comimos en el interior porque hacía algo de calor). Después de comer pusimos rumbo a Marrakech.

En otras tres horitas ya estábamos de regreso en Marrakech. Eran las 19h y estaba oscureciendo. Nos despedimos de Adbrrahim, le dimos propina porque la verdad es que se había portado súper bien con nosotros y nos quedamos con su tarjeta, ya que esperamos volver a Marrakech y si tenemos que hacer alguna excursión (nos hubiera encantado haber tenido tiempo para visitar las cascadas de Ouzoud) no dudaremos en llamarle. 😮 . En la calle Rue Agnoau, aprovechamos para tomar el delicioso zumo de caña de azucar que tanto se nombraba en el foro (está súper bueno, y sólo por 6Dhrs), también nos tomamos unos crepes típicos con miel en el mismo sitio (por 4 Dhrs cada uno). Pusimos rumbo al Riad y a descansar que había sido un día lleno de emociones.

Día 5 : Marrakech Monumental

(20/04/2009)

Hoy nos levantamos sobre las 10 de la mañana, teníamos que recuperar energías de los días de excursiones. Después de tomar el desayuno pusimos rumbo a la zona de la Kasba de Marrakech, donde se encuentran los principales monumentos y palacios de la ciudad. Os dejo antes unas foticos de la entrada a nuestro Riad y de la calle cuando pasaba un carro tirado con un burro (hay muchísimos por Marrakech).

Atravesamos la plaza Jema El Fna y seguimos la calle Rue Agneau, al final de esta calle se gira a la izquierda (es una avenida larga) y al final de esa avenida, a la derecha y ya se encuentra la entrada a la Kasba. (fotos de Jema El Fna por la mañana).

Tumbas Saadies

La zona de la Kasba es muy bonita. Se trata del recinto que usaba la monarquía en Marrakech hace cientos de años. Cuenta con su propia mezquita, los restos de los palacios, las tumas Sadies… Lo primero que visitamos son las Tumbas Saadies Llegamos casi a la hora del cierre (aunque en mi guía ponía que cerraban a las 12:30, en realidad cierran sobre las 12, incluso un poco antes). El sitio es muy bonito, aunque estaba masificadísimo de gente (yo creo que eran dos viajes programados). De todas formas nos gustaron mucho.

Los Curtidores

Cuando salimos era ya tarde para visitar el palacio Badi (pues cierra a la misma hora que las tumbas) y también era pronto para ir a comer, así que decidimos coger un taxi que nos lleve a ver a Los Curtidores. Ir a visitar este gremio es algo que me hacía bastante ilusión, porque me parecía bastante interesante ver cómo se realizaba el curtido de pieles y el tinte. El taxi nos costó 80 Dhrs (ida y vuelta). Una vez que llegas a los Curtidores (lo mejor para llegar es decirle al taxista que vaís a la puerta de la muralla Bab Debbagh), te dan una ramita de menta para mitigar el mal olor (aunque sinceramente, huele mal, pero peor huele una ganadería de vacas o sobre todo los cerdos. Si alguien ha tenido la ocasión de olerlos, comprobará que las curtidorías tampoco son para tanto). Un hombre nos llevó por los diferentes sitios, explicándono qué había en cada cubeta y luego vimos a los hombres que trabajaban allí. Salimos impresionados por la cantidad de pieles que allí había (son pieles de cordero y de vaca). Luego una vez que lo has visitado, te enseñan sus tiendas. Yo me compré un bolso que me gustó mucho, entero de piel, y tintado de azul Majorelle por 300 Dhrs.

Comida en Chez Chegrouni

Le pedimos al taxista que nos deje en la plaza y nos vamos a comer a Chez Chegrouni(era nuestra última comida en Marrakech y queríamos repetir porque nos encanta!!!!!). Esta vez, decidimos comer en la terraza, para poder disfrutar de las vistas de la plaza por la mañana. Hoy hace bastante calorcito, pero en la terraza hacía airecito y se estaba muy bien. Tomamos ensalada marroquí, y los dos nos decantamos por Kefta Grillé con patatas fritas y arroz (estaba delicioso). De postre nos pedimos batidos de plátano natural (todo por 140 Dhrs).

Dar Si Saïd

Después de comer decidimos ir un rato al Riad a descansar, hacía calor y todavía quedaba más de media hora para que abriesen Dar Si Saïd (el siguiente museo que queríamos visitar). Tras descansar, enfilamos la calle principal Rue Zitoun el Jedid, pensando que llegaríamos sin problemas a Dar Si Saïd, pero nos perdimos, a si que no nos quedó otra que pagarle a un chico 20Dhrs para que nos llevara hasta el museo (recomendación!!!!!!La forma más sencilla de llegar a Dar Si Saïd es, una vez que se visita el Palacio Bahia, hay múltiples indicaciones que te llevan a Dar Si Saïd, es la forma más cómoda de llegar). El museo Dar Si Saïd (10 Dhrs/persona) es una bonita residencia, con un patio y unas habitaciones con una ornamentación preciosa y unos techos pintados que son una maravilla. Además el edificio aloja un museo de artes decorativas, que exhibe alfombras, joyas, objeto de metal…

Palacio Bahia

Cuando salimos de Dar Si Saïd, le preguntamos al chico de la puerta cómo llegar al Palacio Bahia (aunque estábamos cerca, no queríamos perdernos como antes). Llegamos sin problemas. Una vez que se paga la entrada, los 10 Dhrs por persona de rigor, atraviesas unos jardines hasta llegar a la puerta del Palacio, una vez allí  hay flechas que te van guiando la visita. Este palacio es realmente bonito, además es bastante grande. El primer patio está lleno de naranjos, el segundo es más sobrio con una fuente en el centro, el patio más grande del palacio es el más característico, con marquetería en azul y amarillo y los techos de la galería pintados con motivos florales. Hay un tercer patico, que también tiene muchos naranjos y buganvillas. Las habitaciones están muy bien decoradas, los techos son una pasada. Nos están dejando impresionados los edificios históricos de Marrakech.

Cuando salimos del Palacio, ya eran las 18h, y no nos daba tiempo a entrar a las ruinas del Palacio Badi, ya tenemos una excusa para volver a Marrakech . Nos dedicamos a recorrer los alrededores del Palacio. Entramos a la Grand Bijouterie, se trata de un zoco cerrado en el que se encuentran sólamente joyerías repletas de cosas en oro (aunque a juzgar por el tamaño de algunas piezas, lo más probable es que fueran simplemente bañadas en oro).

Después visitamos la Plaza de los Ferblantiers (son los artesanos que se dedican a realizar las lámaparas y candiles), esta plaza nos encantó, porque además que las lámparas son preciosas, una de las pareces pertenece a las ruinas del palacio Badi, y pudimos contemplar las cigüeñas.

Decidimos tomar un té y descansar un rato en una de las terrazas que hay panorámicas para admirar más de cerca las cigüeñas y sus nidos. Por cierto, además del té a la menta que está riquísimo, nos gustó mucho el té de Verveine.

Cuando nos terminamos nuestros respectivos tés, ya estaba empezando a oscurecer y decidimos caminar hacia la Plaza, pues queríamos subir a la terraza del Café Glacier para contemplar la Plaza por la noche desde lo alto. Enfilamos la Avenida Houman el Fetouaki (en esta avenida se encuentra también el Mercado cubierto, pasamos por la puerta pero ya era tarde y estaban los puestos cerrados). Hicimos una parada para comprar dulces árabes para la familia. La verdad es que nos gustó mucho una pastelería de esta avenida, estaban muy buenos y eran más económicos que en la típica La Princesa.

 

Llegamos al Café Glacier, subimos las escaleras y cuando llegas a la terraza: ¡¡sorpresa!! consumición obligatoria de refresco, agua… 20 Dhrs/ persona. Merece la pena pagarlos, porque las vistas son chulísimas. Estaba atardeciendo, pillamos primera fila (no había mucha gente) y nos tomamos nuestros “Hawai Tropical” contemplando el espectáculo de Jemaa El Fna. Si vais como nosotros en abril, llevaros una chaquetita porque por la noche se levanta bastante viento.

jemaelfna.jpg

Decidimos cenar en la Plaza. Pillamos sitio en el puesto nº31 (muy recomendado en este foro y en la guía Lonely Plante). Cenamos dos bocadillos de salchichas con el tomate rayado que te ponen, riquísimos, y pastela de pollo. Todo por 70 Dhrs. Ya se estaba acabando nuestro viaje… que penita  :-(

Día 6: ¡Adiós Marrakech!

(21 de Abril de 2009)

Nuestro avión salía a las 12h, así que no tuvimos que madrugar. Las maletas las dejamos hechas el día anterior, y sólo nos quedaba desayunar y despedirnos de nuestro querido Riad Basma, de Miguel y Johana y las chicas que allí trabajaban, pensando que en nuestra próxima visita repetiremos alojamiento.

Atravesamos la plaza y pillamos un taxi allí mismo que nos llevara al aeropuerto (100 Dhrs). Ahora sí que tocaba despedirnos de la ciudad, de sus gentes, de la Plaza Jemaa El Fna (con sus domadores de monos, encantadores de serpientes, zumos de naranja, tatuadoras de hena…), de los zocos, el ruido, las especias, los tés a la menta… y tantos y tantos recuerdos.

Nos quedaban todavía 2horas de vuelo y otras 3 horas para llegar a Murcia, pero el viaje había merecido la pena y nos fuimos con la sensación de haber conocido una nueva cultura, otra forma de afrontar la vida que nos había enamorado y sólo podíamos decir:

¡¡¡¡¡¡¡Hasta pronto Marrakech!!!!!!!!

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies