Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197
Cracovia (2011) | Momentos Viajeros Skip to content

Cracovia (2011)

Cracovia

Preparativos del viaje

Hemos planeado para el puente de Mayo un viaje a Polonia, concretamente a la ciudad de Cracovia, la más monumental de todo el país puesto que fue la capital del “reino” durante más de 500 años (de sus 750 años de historia, que se cumplieron en 2007).

Milagrasamente la ciudad permaneció “intacta” a los envites de la II Guerra Mundial y conserva sus principales edificios, palacios  y monumentos que van desde el Gótico hasta el Renacimiento.

Aquí os dejo algunos datos de interés para preparar el viaje a esta ciudad de leyenda:

  • Vuelos: con la compañía Ryanair desde Alicante directo:

Alicante- Cracovia; Cracovia- Alicante 135 euros (ida y vuelta/persona). Si los reservais con más antelación podreís ahorrar casi la mitad del billete, nosotros no pudimos realizarla antes, así que este es el precio a menos de una semana de realizar el viaje.

  • Hotel: para esta ocación decidimos alojarnos en un “hostel”, “Greg and Tom Junior Hostel”, a través de la página de “Hostelworld”, aunque también se puede reservar mandando un email directamente a los propietarios del hostel. Nos decidimos por una habitación doble privada con baño compartido (42 euros/ noche las 2 personas).

El precio de la habitación incluye las toallas y sábanas, desayuno buffet y también cena temática cada noche. Decir que este hostel es el más valorado de Cracovia por su relación calidad- precio y también por su situación en el centro de la ciudad junto a la estación a la plaza principal (Rynek Glowny).

  • Llegar desde el aeropuerto: La forma más económica de llegar a Cracovia desde el aeropuerto (Belice Airport) es el tren. La parada de tren se encuentra a 200 metros de la entrada del aeropuerto (una vez se sale del aeropuerto, hacia la derecha, ya hay indicaciones) y se puede llegar andando o bien con un autobús gratuito que te lleva a la misma parada del tren. Para consultar los horarios de los trenes lo mejor es la página de la propia compañía de trenes TK TELEKOM, y teneís que seleccionar la opción:

– Kraków Belice (Cracovia aeropuerto)

– Kraków Glówny (Cracovia estación Central)

El trayecto dura 17 minutos, el billete se compra en el propio tren y cuesta 10 PLN (unos 2,5 euros al cambio).

aerocracov
Aeropuerto Cracovia

tren
Indicaciones hacial el tren
  • Cambio de moneda: La moneda de Polonia es el Zloty (el cambio aproximado es 1 euro = 3,89 zlotys). Una vez que se llega al aeropuerto es recomendable cambiar lo justo (20 euros, como mucho) ya que te cobran un 5% de comisión. Es imprescindible cambiar aunque sea poco porque en el tren no te dejan pagar con euros. Pero sin duda la mejor opción para cambiar dinero son los KANTOR (casas de cambio) que en algunos casos abren las 24h, y en otros te indican el horario de apertura, que suele ser de 9 a 21h.
kantor
Kantor
  • Guías de viaje: Podréis encontrar mucha información de forma gratuita y totalmente en español en la página oficial de la Oficina de Turismo de Polonia, también tendréis la opción de mandar un email para que os envíen algún plano y más información de alguna ciudad concreta. La guía que también utilizamos nosotros en esta ocasión fue la guía “Trotamundos- Polonia” de la editorial Anaya, y la verdad es que acertaba mucho, sobre todo en los restaurantes y en la valoración de los lugares para visitar.
  • Lugares de interés:

– La Colina del Castillo de Wawel (La colina Wawel) : complejo donde se ubica el castillo, la catedral de Wawel y la gruta del dragón. Se pueden reservar las entradas y así evitar las colas enviando un email (el que figura en la página oficial del castillo junto a la información turística) 3 días antes de la visital al castillo, indicando el número de visitantes, las estancias que se desean visitar y el horario de la visita.

– Plaza del Mercado (Rynek Glowny): centro neurálgico de la ciudad donde a su vez encontramos otros edificios de interés de la ciudad de Cracovia, como la Iglesia de Sta. María, La Lonja de Paños y la torre del antiguo Ayuntamiento.

– Colegio Maius (Universidad Jaguellónica): Fundada en 1364 en esta Universidad estudiaron personajes célebres como Nicolás Copérnico, Madame Curie e incluso el Papa Juan Pablo II.

– Fábrica de Oskar Schindler (Oskar Schindler’s Factory): Es la auténtica fábrica de Oskar Schindler, el empresario alemán que salvó la vida de miles de judíos polacos durante la II Guerra Mundial y en cuya biografía se basó Steven Spielberg para su película “La lista de Schindler”.

Campo de Concentración “Auschwitz” (Ausxhwitz): (suele tardarse medio día, ya que se encuentra en una población cercana a Cracovia).

– Las Minas de Sal de Wieliczka (Kopalnia Soli Wieliczka): Las minas de sal se encuentran en la localidad de Wieliczka situada a 13Km de Cracovia. Se recorren con una visita guiada (en inglés o polaco, aunque en los meses de verano también hay tours en español) y constituyen un complejo de galerías y estatuas de sal bastante interesante.

¡Muy importante! En la mayoría de museos y de lugares de interés hacen descuento con el carnet de estudiante internacional y también con vuestro carnet de estudiante de la Universidad. Así que no perdáis la oportunidad, porque si sumáis al final de aquí y de allá os dará por lo menos para una cenita en Cracovia ;).

Día 1:  Llegamos a Cracovia

(30 de abril de 2011)

Nuestro avión salía del aeropuerto de Alicante a las 6:50h y 3 horas después (sobre las 10h) llegábamos a Cracovia. Como no habíamos facturado equipaje (llevábamos solamente un “trolley” cada uno) salimos rápidamente.

Cambiamos nuestros primeros “zlotys”, apenas 20 euros para comprar los billetes de tren, y caminamos hacia la parada que se encuentra muy cerca de la terminal (a escasos 200 metros). Nada más llegar a la parada allí estaba el tren a sí que nos montamos rápidamente y una vez dentro compramos los billetes hacia “Krakow Glowny” (se pueden comprar en una máquina o directamente a los revisores, pero eso sí, siempre en “zlotys”).

En 17 minutos llegábamos a la estación central de Cracovia. Para salir directamente a la plaza de la estación hay que bajar por las escaleras que hay justo a la izquierda y una vez abajo seguir hacia la derecha (es un túnel con pequeños puestos a cada lado) al final hay unas escaleras a la izquierda, hay que subir y una vez arriba caminas unos 50 metros  y ya te encuentras en la plaza de la estación (también en esta plaza se encuentran las Galerías Comerciales de Cracovia).

Nuestro “hostel” se encontraba a menos de 10 minutos andando desde la estación, así que lo primero que hicimos fue dirigirnos hacia allí para poder dejar las maletas y registrarnos. Decir que el personal de “Greg and Tom Junior Hostel” es encantador. La chica que se encontraba en recepción en ese momento guardó nuestras maletas en consigna, nos dijo que desayunásemos tranquilamente y después de desayunar nos explicó con un mapa la ubicación del “hostel” así como los principales sitios de interés de la ciudad y también nos recomendó restaurantes y bares para comer y tomar una copa.

Rynek Glouny

Sobre las 12h (después de acomodar nuestras cosas en la habitación) nos dirigimos a conocer la ciudad y paseamos hacia la plaza del mercado, Rynek Glouny (a escasos 5 minutos del “hostel”). Las distancias en Cracovia no son muy grandes, aunque visto en el mapa parece que es una ciudad grande, en realidad el casco antiguo tiene un  perímetro de 4 kms.

El día estaba muy soleado e incluso hacia algo de calor así que la plaza estaba llena de gente. Hay muchos restaurantes y cafeterías situados en los bajos de los edificios que rodean la Rynek Glouny, todos ellos llenos de turistas y también de polacos que almorzaban tranquilamente. Con motivo de la beatificación del Papa Juan Pablo II  (1 de mayo 2011) había una exposición de fotografías de algunos momentos de su vida (Juan Pablo II que nació en una población cercana a Cracovia llamada Wadowice, estudió y vivió en Cracovia. Esta ciudad lo recuerda con mucho cariño y le rinde homenaje en numerosos rincones).

En la plaza, centro neurálgico de la ciudad, vez encontramos otros edificios de interés de la ciudad de Cracovia, como la Iglesia de Sta. María, La Lonja de Paños y la torre del antiguo Ayuntamiento.

rynekdia

Lonja de Paños

Este mercado cubierto fue edificado a comienzos del siglo XIV, pero es en el año 1555 tras sufrir un incendio, cuando se reconstruye siguiendo un estilo renacentista y se le añade un ático. Pero hasta siglo XIX no adquiere el aspecto que tiene en la actualidad con las arcadas que rodean todo el edificio. En los bajos encontramos cafeterías emblemáticas de Cracovia y ya en ambos lados de la nave central tenemos tiendas de artesanía típica de Polonia (joyas de ámbar, ajedreces de madera, tazas de cerámica y camisetas de recuerdo, imanes…). Aquí la compra está asegurada, porque las tentaciones son muchas y los precios son más que razonables, pero es aconsejable dar una vuelta primero porque suele haber algunas diferencias de precio entre unos puestos y otros, aún siendo los mismos productos.

lonja

Colegio Maius

Este edificio constituye el corazón histórico de la universidad. A finales de la Edad Media presumía de ser el centro intelectual de Europa. Su lista de alumnos célebres va desde Nicolás Copérnico hasta el Papa Juan Pablo II. La visita es guiada en inglés y va desde la biblioteca de la universidad, pasando por el comedor, donde destaca la escalera de madera, así como varias estancias de profesores y sobre todo lo más impresionante es el “aula magna” utilizada en la actualidad para nombrar a doctores “honoris causa” y que posee unos techos renacentistas preciosos y de cuyas paredes cuelgan retratos de Reyes, antiguos Rectores y como no, del Papa Juan Pablo II.

A nosotros nos encantó esta visita, porque además la guía era muy amable y también porque tenían cosas curiosas como las donaciones de premios de un director de cine Polaco entre las que se encontraba un “león de oro” (de “la mostra” de Venecia) un “oso de oro” (del festival de cine de Berlín) en incluso un “Oscar”. También como curiosidad cuenta con un globo terráqueo de 1510 en el que se ve el trazado del continente americano como “país descubierto recientemente”.

colemaiu

Colina Wawel

Constituye quizá el mayor complejo histórico de Cracovia. Situado en una colina (como su propio nombre indica), está rodeado por unas murallas. Esta colina Wawel fue el centro político y administrativo del país durante más de cinco siglos.

Aquí encontrareis diferentes  edificios para visitar, cada uno de ellos tiene su propia entrada, por lo cual tendréis la opción de compara las entradas por separado de cada uno de ellos, según vuestros propios intereses. Las colas en las taquillas son considerables y también hay que tener en cuenta que las entradas son limitadas (existe un contador junto a las taquillas en las que te indican cuántas entradas quedan para ese día según los diferentes lugares). Lo más recomendable es reservar las entradas a través del email que se encuentra en la página web de información (a la que te lleva el enlace de “colina Wawel”) y así no os encontraréis con la desagradable sorpresa de estar en la puerta y no poder entrar.

Nosotros visitamos los “States Rooms”, porque la propia señora de la taquilla nos dijo que eran los más bonitos y lo que merecía verdaderamente la pena (nos gustó muchísimo la sala que tiene el techo de artesonado de madera haciendo cuadrados, dentro de los cuales hay bustos de hombre y mujeres cada uno diferente) y también “La Catedral”, donde también subimos a “la torre de Segismundo” del siglo XIV, desde donde disfrutamos de unas vistas preciosas de Cracovia y donde se admiran cinco campanas impresionantes, la más grande de 8 tonelasdas (se requiere la fuerza de 8 hombres para hacerla sonar). Cuenta la leyenda que la chica que toque la campana por debajo se casará ese año.

La verdad es que nos gustó mucho la colina Wawel, lástima que empezó a llover y tuvimos que regresar al hostel antes de tiempo. Así que decidimos volver el último día para hacer una visita “al dragón” de Cracovia.

wawel

De 19 a 20h teníamos la cena en nuestro “hostel” así que aprovechamos para disfrutar de “la cena polaca” que habían preparado. Tenían varias clases de ensaladas y también una especie de croqueta gigante de carne, unos rulos rellenos de col, también había fiambre, fruta y yogures. La cena estaba muy buena y el ambiente era muy agradable. Además cuenta con dos salas comunes con sofás muy cómodas para descansar y para charlar con el resto de clientes del hostel.

dscn3631
Buffet "Greg and Tom Junior Hostel"

dscn3628
Cena polaca en "Greg and Tom Junior Hostel"

Rynek Glowny, paseo nocturno

Después de cenar decidimos dar un paseo para ver el ambiente de Cracovia por la noche. Al ser viernes noche había mucha animación y todos los restaurantes estaban abiertos y llenos de gente. Además, como al día siguiente tenía lugar la beatificación del Papa Juan Pablo II habían declarado dicho día fiesta nacional, con lo no sólo había turistas, sino muchos polacos que salían en grupos para disfrutar de la noche. Señalar que Cracovia cuenta con una numerosa oferta de pubs y bares de copas.

ryneknoc

Día 2:  Minas de Sal

(1 de Mayo de 2011)

A la mañana siguiente amaneció lluvioso, así que era una buena opción visitar las Minas de Sal de Wieliczka (Kopalnia Soli Wieliczka). Para llegar a las minas la mejor opción es coger el autobús número 304. Para en varios puntos de la ciudad, quizá las paradas más céntricas con las que están:

– Una junto a las galerías comerciales (Galería Krakowska) que hay junto a la estación de tren, la parada del 304 se encuentra en una calle en el lateral de las galerías.

– Otra parada es la parada del “Teatro Bagatela”

El billete de autobús que teneís que comprar es el “billete agglomerati” que cuesta 5 zlotys y la parada en la que tenéis que bajar es la de Wieliczka Kopalnia Soli (lo indica en el propio autobús), además es la parada en la que se bajan todos los turistas.

La entrada a la mina está subiendo una pequeña cuestecita. La visita a la mina es guiada (pudiendo elegir el idioma de tour, en temporada alta también está en español). Nosotros entramos a la mina sobre las 13:30h. La visita dura una hora y media. Para llegar al punto de comienzo de la visita hay que bajar más de 350 escalones y a lo largo de la visita se siguen bajando bastantes maś.

Es bastante interesante la mina, y también son muy curiosas las esculturas de sal que se encuentran a lo largo del recorrido, algunas de las cuales datan del año 1600. Sin duda la sala más impresionante es la capilla que está decorada con motivos religiosos y en cuyos techos cuelgan lámparas (también de sal).

Para salir de la mina se sube en un ascensor todo apretados (como los mineros de verdad), y es muy divertido.

Durante la visita a la mina conocimos a dos parejas, Roberto y Carlos (de Venezuela),   Miguel y Esther, ambas viven en Madrid y continúamos el día con ellos echando unas risas y arreglando el mundo.

minassal

Como a todos nos hacía ilusión visitar la Fábrica de Oskar Schindler (Oskar Schindler’s Factory) a la salida nos pusimos rumbo de nuevo a Cracovia (en el autobús 304) y nos bajamos en la última parada. Caminamos hasta una parada de tranvía y buscamos uno que nos dejara cerca de la fábrica, ya que se encuentra a las afueras del Gueto. La parada más cercana del tranvía es “Plac Bohaterów Getta” (traducido significa “plaza de los Héroes del Gueto”) , hay varios tranvías que paran allí (el 7, 9, 11, 24, 50, 51). Esta plaza constitye un amargo recuerdo de una realidad no tan lejana, ya que era la plaza principal del Ghetto Judío durante la ocupación nazi en Cracovia (antigua “Plac Zgody). En ella se llevaban a cabo ejecuciones de muchos de los judíos que se vieron obligados a vivir esa horrible e irracional pesadilla además de constituir el punto de partida de muchos de ellos hacia los campos de concentración. Os pongo el enlace a un artículo que explica el significado de esta plaza: “antigua Plac Zgody” (de este artículo he sacado la foto de la plaza que es del fotógrafo J. Sokolowski).

dscn3727
Parada Tranvía "Plac Bohaterów Getta"

plazaheroes
"Plac Bohaterów Getta" fotografía de J.Sokolowski

Un consejo para moverse por Cracovia, como las distancias suelen ser muy cortas (excepto si visitas las minas de Sal, que se sale fuera de la ciudad) a la mayoría de sitios se puede ir caminando, pero si se quiere ir más rápido y se decide coger un tranvía, éstos pasan con bastante frecuencia y además muchos de ellos pasan por los mismos sitios, con lo cual podeís comprar perfectamente un billete que vale para 15 minutos desde que lo picas en el autobús y cuesta 1,8 zlotys (frente a los 2,5 zlotys que vale el normal). Lo digo porque zloty de aquí y zloty de allá ;).

Una vez que bajamos en la Plaza Bohaterów Getta, caminamos unos 200 metros hasta la Fábrica por las calles del Getto Judío. La verdad es que esta zona de la ciudad está más “auténtica” y no es de extrañar que se pudieran rodar escenas enteras de la película de “La lista de Schindler”.

Cuando llegamos al museo nos encontramos con una desagradable sorpresa, un cartelito en la puerta que ponía “Entradas Agotadas” (bueno, lo ponía en inglés, jejeje). Vamos, que aunque faltaba todavía casi una hora para que cerrara el museo ( porque lo cierran a las 18h) como en la mayoría de lugares de interés de Cracovia existe un cupo de visitantes al día siguiente 2 de mayo coincidía con“Yom Ha Shoah” o “Día del recuerdo del Holocausto”, había programadas muchas visitas de grupos, con lo cual nos quedamos con las ganas de visitar este museo que nos parecía una visita obligada en Cracovia.

Así que muy importante, para aseguraos poder entrar, podeís reservar las entradas por internet a través de la página web del museo y así ir sobre seguro. Os dejo unas fotos de los exteriores de la fábrica.

fabrica
Fábrica de Oskar Schindler

dscn3729
Cacerolas (Fábrica de Oskar Schindler)

Como no habíamos probado bocado en todo el día (ya que salimos de la visita de las minas de sal sobre las 15:30 y nos fuimos directos a nuestra ya”frustrada” visita al museo, pusimos rumbo hacia el Kazimierz (barrio judío), para comer+merendar+cenar (eran ya las 17:30 y rugían algunos estómagos…).

El restaurante elegido fue “Restaurante Ariel” (restaurante de cocina típica judía). El camarero que nos atendió era muy amable y simpático, a pesar de tenerlo un poco mareado con nuestra indecisión a la hora de pedir, pero es que a esas horas de la tarde todo nos sonaba buenísimo.

Al final nos decidimos por pedir las “recomendaciones” que fueron:

– “Jewish dumpling” (una especie de bollo frito que llevaba patata, queso, cebolla,  con salsa de ajo por encima)

– “Berdytchov soup” (una sopa con ternera, miel y cilantro).

– “Delicacy of Ariel” (una especie de hamburguesa, con espinacas, base de patata y salsa, acompañada con una especie de pan de patata)

– “Ariel Cake” (tarta de chocolate y coco)

Los platos eran abundantes y la comida estaba buenísima. Salimos a unos 25 euros/ persona (un precio bastante superior al precio medio de Cracovia), pero mereció la pena probar la comida judía y de tan buena calidad.

ariel

Después de cenar dimos un largo paseo entre risas y sin parar de hablar, compartiendo impresiones sobre Cracovia, sobre el mundo, sobre la vida en general… hasta acompañar a Esther y Miguel a su hotel, frente a la Estación Central (Krakow Glowny), después nos acompañaron Roberto y Carlos hasta nuestro hostel.

Nos despedimos con la promesa de volvernos a encontrar en un futuro (no muy lejano, espero) para poder disfrutar de un buen día como el de hoy, ya sea en Madrid o en Murcia o en Alicante, sabéis que estáis invitados!!!!

Ya terminaba el segundo día de nuestro viaje a Cracovia…

Día 3:  Último día en Cracovia

(2 de Mayo de 2011)

Este día lo íbamos a dedicar a recorrer tranquilamente la ciudad, disfrutando a cada paso del sol primaveral de Cracovia, descubriendo sus calles paso a paso y recreándonos con los lugares que todavía no habíamos podido visitar.

Planty y murallas de la ciudad

Comenzamos nuestro día rodeando el tramo de “Planty” que había desde nuestro hostel hasta la Puerta Florianska. El Planty es un jardín que rodea toda la ciudad vieja de Cracovia y donde se conservan restos de la antigua muralla de la ciudad. La verdad es que los jardines están muy cuidados y llenos de flores, te vas encontrando fuentes aquí y allá, estatuas, y muchos pájaros. La verdad es que es muy agradable disfrutar de la tranquilidad que se respira entre tanta vegetación.

planty

Barbacana y Puerta Florianska

barbacana

Calle Florianska

calleflo

Comida en el Restaurante “U Babci Maliny”

Ya era la hora de comer y nos dirigimos un restaurante que nos recomendó la chica de nuestro hostel, que además aparecía en la guía de viaje como restaurante recomendado de precio “medio”.

El restaurante en cuestión es “U Baci Maliny” os pongo el enlace a su página oficial (Restaurante U Baci Maliny) y también una crítica del restaurante por los viajeros de Tripadvisor (crítcas del restaurante e Tripadvisor).

Cuenta con dos restaurantes en Cracovia con las siguientes direcciones:

– ul. Slawkowska 17 (a 100 metros de la Rynek Glowny), todo en madera y con un acuario en el centro.

– ul. Szpitalna 38 (detrás de la calle Florianska y muy cerca de la puerta Florianska. Está delante de una plaza con una estatua ecuestre junto al Planty. Es en el que comimos nosotros y tiene dos ambientes, una parte de arriba todo de madera en plan “montañas Zakopane” y otro en el sótano que es de estilo Versalles.

En el restaurante el sistema es dirigirse a una barra a pedir, pagar y te dan un número (como un sitio de comida rápida). Luego te llaman y te dan la comida (el número también se ve en unos marcadores). Después de comer no olvides retirar tu plato y llevarlo a la barra!!!

La comida estaba deliciosa y nos costó 15 euros (al cambio) comer los dos: Una sopa de champiñones dentro de un pan, un plato de “dumpling” (raviolis típicos), un plato con carne de cerdo empanada acompañado de verduras y un plato de patatas con crema de ajo, y 2 cervezas grandes. Los platos son muy abundantes.

pancerveza_0
Sopa de Champiñones en panecillo

dumplin
dumpling fritos rellenos de carne y col

malina
Esperando el turno "U Babci Maliny"

baci
Logotipo del Restaurante

Basílica de Santa María

basilica

El Dragón de Cracovia

La estatua del Dragón (que tira fuego cada 3 minutos) se encuentra a orillas del río Vístulo, en las faldas de la colina Wawel (la colina del Castillo). Allí también está situada la “cueva del Dragón”. En Cracovia el Dragón es un símbolo de la ciudad, además lo encontramos representado de miles de formas en recuerdos de la ciudad (camisetas, llaveros, peluches, imanes de nevera…), la importancia de este personaje se le atribuye a una leyenda que conocen niños y mayores en Polonia.

“La leyenda cuenta que vivía un Dragón en las grutas del castillo de Wawel que tenía atemorizado a toda la población de Cracovia. El Dragón comía y comía sin cesar y estaba acabando con todo el ganado, aves de corral y demás animalillos del lugar. El Rey, desesperado por la situación, prometió que concedería la mano de su hija a cualquiera que fuese capaz de acabar con el Dragón. Muchos jóvenes de Cracovia, y también de muchas ciudades, pueblos y aldeas de toda Polonia, viajaron con la intención de acabar con el Dragón, pero éste era mucho más fuerte y siempre salía victorioso. Hasta que un buen día un ingenioso campesino , que estaba enamorado de la princesa,aseguró haber conseguido la fórmula mágica para dar fin a la bestia, que no fue otra que dar de comer al Dragón una oveja a la que había llenado el estómago de azufre. Cuando el Dragón se la comió, no podía parar de beber, y se fue al río Vistula a calmar su sed. Bebió y bebió hasta que explotó. Y entonces el campesino y la princesa se casaron y vivieron felices para siempre.”

dragonfuego
El dragón de Cracovia

dragon
Con el dragón

Paseando a orillas del Vístula

feria

El Kazmier ( barrio Judío)

kazmier

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies