Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/galaamina/elena.cheesetea.com/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197
Tailandia (2011) | Momentos Viajeros Skip to content

Tailandia (2011)

Tailandia

Preparativos del viaje

Una vez más me dispongo a preparar un viaje por libre, esta vez vamos a poner por primera vez los pies en Asia, algo que nos hace mucha ilusión y a la vez se plantea como un reto debido al gran choque cultural que supone visitar un país como Tailandia.

Una vez realizado el viaje y como propia experiencia remarcar que Tailandia es un país muy seguro, en la que sus gentes están siempre dispuestos a ayudar en todo lo posible al viajero. Los servicios de transportes son muy buenos en todo el país, y los aeropuertos se encuentran muy bien señalizados (incluido el de Bangkok que es inmenso, es difícil perderse o equivocarse), eso sí, es desable tener nociones básicas de inglés para poder manejarse con comodidad, pero tampoco se necesita un acento británico porque ellos siempre se esfuerzan en entender a la gente.

Yo animo a todo aquel que desee visitar este país que lo haga por libre, sin necesidar de ir encorsetado en un viaje programado, porque allí hay muchísimas opciones para recorrer y conocer los lugares de interés.

Os pongo los puntos básicos de nuestro viaje para que puedan resultar de ayuda a los futuros viajeros que deseen recorrer por libre este magnífico país.

  • Guías de viaje: Afortunadamente existen muchas guías de viaje con las que empezar a dibujar una ruta aproximada, suele ser de gran utilidad la Lonely Planet (ya que suelen ser las guías más completas y con mayor cantidad de información). Para los presupuestos más ajustados y sin dejar de perder calidad yo recomiendo “Guiarama Tailandia”, es una pequeña guía muy práctica y que resulta de gran utilidad para los lugares y las rutas de principal interés (es la que utilizamos en el viaje) .  Pero incluso, si  no quieres gastar dinero en  una guía, siempre puedes visitar la página oficial de Turismo de Tailandia en la que además puedes descargarte de forma gratuita guías en PDF de Bangkok, Chiang Mai… y obtener mucha información  de utilidad para preparar el viaje.

 

  • Vuelos: los reservamos a través de la compañía aérea Thai Airways

Los vuelos que reservamos fueron tanto los de Ida y Vuelta como los vuelos internos en el país. No tuvimos ningún problema con los billetes electrónicos y hay que mencionar que son una compañía excepcional, con una calidad en el servicio y en la atención que ya quisieran muchas compañías europeas.

Los vuelos fueron los siguientes:

Madrid- Bangkok (ida y vuelta directo): 672 euros/persona

Bangkok- Chiang Mai (ida y vuelta): 105 euros/ persona

Bangkok- Krabi (ida y vuelta): 130 euros/ persona

Hay que decir que las salidas desde Madrid hacia Bangkok en vuelo directo son los martes, jueves y sábado. La verdad es que teniendo en cuenta que ya sin escalas son 12 horas de vuelo, se agradece bastante que sean vuelos directos.

 

  • Seguro de viaje: Es recomendable contratar un seguro de asistencia sanitaria para el viaje, sobre todo por estar más tranquilo si se sufre cualquier percance, como puede ser una torcedura en el pie, o una picadura de cualquier insecto y así evitar tener una sorpresa desagradable si acudimos a un médico y tenemos que hacer frente a la posterior factura. Nosotros contratamos el seguro a través de MAPFRE en la opción “seguro de viaje temporal”. Dependiendo de las opciones que vayas seleccionando el seguro sube o baja de precio. En mi caso siempre le doy más valor a la asistencia del asegurado por accidente y menos en el caso de fallecimiento (entre otras cosas, porque cuando pagas billetes de avión con VISA, siempre incluye ese seguro). El seguro nos saló por 50 euros/ persona (aproximadamente).

 

  • Hoteles: los hoteles los reservé todos a través de la página de Booking
    esta página siempre resulta de gran utilidad porque los usuarios valoran los diferentes hoteles, tienen bastantes fotos de los hoteles y evitas llevarte desagradables sorpresas en el destino. Siempre hay que tener en cuenta que las valoraciones siempre son subjetivas y es conveniente contrastar un poco la información de los diferentes hoteles, la mejor manera es o bien acudiendo a la página principal del propio hotel o en Triadvisor que también cuenta con una gran base de datos de los hoteles.

Los hoteles en los que nos alojamos en el viaje fueron:

Chiang Mai (2 noches) : De Naga Chiang Mai

Precio de una habitación doble ejecutiva 77 euros/noche con desayuno buffet incluido

Piscina Hotel
Piscina “De Naga”
Habitación De Naga
Habitación “De Naga”

Bangkok (4 noches) : Bossotel Bangkok

Precio de una habitación doble ejecutiva 52 euros/noche con desayuno buffet incluido

dscn3168
Habitación “Bossotel”
dscn3172
Piscina “Bossotel”

Krabi (3 noches) :  Krabi Thai Village Resort

Precio de la habitación doble ejecutiva 100 euros/noche con desayuno buffet incluido

0233
Piscina Krabi “Thai Village Resort”

Día 1: Rumbo a Tailandia “el país de la sonrisa”

(1 de febrero de 2011, martes)

Nuestro viaje comienza a las 5 de la madrugada, hora en la que salimos de Murcia con destino Madrid (concretamente hacia el Parking de Larga Estancia de Barajas).

Llegamos al Parking sobre las 9 horas, justo a tiempo, ya que nuestro vuelo salía a las 11 horas de la Terminal 1 del aeropuerto. Cogimos el servicio gratuito de microbús lanzadera y allí empezaba nuestra aventura.

Ya en el mostrador del aeropuerto comenzamos a disfrutar de la eficacia y competencia de la compañía Thai Airways, ya que en nuestra ruta teníamos previsto una vez aterrizado en Bangkok, coger un vuelo que nos llevara a Chiang Mai (Norte del País) y así aprovechar el hecho de encontrarnos en el aeropuerto. La compañía facturó directamente las maletas hacia Chiang Mai y nos expidió los billetes para que no tuviéramos que hacer el cheking en el aeropuerto de Bangkok.

La verdad es que recomiendo realizar el viaje de esta manera, ya que el trayuecto en taxi desde el aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok cuesta en torno a unos 500 BHT además de durar en torno a 45 minutos. Con lo cual, enlazando directamente hacia el norte se ahorra tiempo, dinero y quebraderos de cabeza.

El vuelo dura 12 horas y es directo. La compañía presta un excelente servicio entregándote de forma gratuita: manta, almohada, auriculares, agua y zumos durante todo el trayecto. Además realizaron 3 servicios de comidas: comida, merienda y un desayuno (todo ello te lo especifican en una “carta” que te entregan cuando llegas al avión para que puedas elegir el plato, entre dos opciones, en cada servicio).

Una vez aterrizamos en el aeropuerto de Bangkok (NOTA: la llegada tuvo lugar a las 5:30 del día 2 de febrero) nos quedamos muy sorprendidos por lo nuevo y bien señalizado que se encuentra. Nada más desembarcar había indicadores para los “viajeros en tránsito” (que era la situación en la que nos encontrábamos al hacer escala hacia Chiang Mai), sólo tuvimos que seguir las indicaciones y llegamos al Control de Pasaportes.

Indicar que para viajes con una duración inferior a 30 días NO es necesario solicitar ningún tipo de visado. Lo único que se entrega en la Aduana es un papel que te dan en el avión y en el que hay que rellenar  los datos personales, número de vuelo, motivos del viaje, fecha de salida del país… este papel lo grapan al pasaporte una vez te han puesto el sello de entrada y lo quitan a la salida del país (cuando te ponen el sello de salida), este papel constituye el visado y es gratuito.

Realizamos el cambio de moneda en el mismo aeropuerto en una ventanilla de “Siam Bank” (es uno de los bancos principales del país). Cambiamos el dinero justo para pagar el taxi del primer día, ya que es mucho más recomendable realizar el cambio directamente en cualquier banco. Hay numerosos bancos y cajeros automáticos. Yo recomendaría Siam  City Bank y Ayutthaya Bank (el tipo de cambio era bastante bueno).

0002
Nuestros primeros BAHTS
0004
Detalle de la zona reservada: los monjes primero

En nuestra estancia el tipo de cambio osciló entre 40- 41 Bahts Tailandeses /1 euro.

Los cajeros automáticos también son muy numerosos y la comisión que cobran son 150 BHT que equivale a menos de 4 euros y nos dieron muy buen resultado (están siempre en inglés).

Día 2: Chiang Mai y sus alrededores

(2 de febrero de 2011, miércoles)

Una vez realizamos todos los trámites en el aeropuerto de Bangkok sólo tuvimos que esperar 45 minutos para embarcar con destino a Chiang Mai, en el norte de Tailandia.

Chiang Mai es la segunda ciudad más grande de toda Tailandia y es también conocida como “la rosa del norte”. La verdad es que a nosotros nos encantó por el ambiente de la ciudad, que casi podría tratarse de un “pueblo grande” y también por la cantidad de templos y rincones bonitos que tiene. Además a su alrededor se encuentran grandes lugares de interés que iré mencionando a lo largo del diario.

El vuelo hacia Chiang Mai desde Bangkok dura apenas una hora (en la que te entregan un pequeño desayuno cortesía de Thai Airways) y llegamos con total puntualidad a la ciudad (hora local 09:20 de la mañana).

Aunque ya llevábamos a nuestras espaldas 20 horas  de viaje y el cansancio aparecía por momentos, la ilusión que teníamos por conocer los alrededores de Chiang Mai eran mayores, así que ya habíamos planeado lo que queríamos visitar ese día y ahí influyó quizás la suerte al encontrarnos con el taxista que nos llevó todo el día (y con el que contratamos otro día de excursión).

Nada más salir con las maleta del aeropuerto nos abordó “Tony”, un taxista que trabajaba en la empresa local de taxis que tiene la oficina central en el aeropuerto. Le planteamos que queríamos dejar las maletas en el hotel y continuar el día de excursión visitando: el templo del Wat Phrathat Doi Suthep (es el templo más importante del norte de Tailandia), el poblado Doi Pui (donde vive la etnia Hmong), el Bhubing Palace (es una de las residencias reales y donde se visitan únicamente sus jardines de gran belleza) y por último Bo Sang (el poblado de la artesanía). Empezamos a negociar el precio para un día completo y después de regatear (MUY IMPORTANTE, EN TAILANDIA SIEMPRE SE REGATEA TODO) el precio quedó en 1200 BHT (29 euros) (todo el día, 3 personas incluyendo el traslado al hotel), lo que nos resultó un precio bastante razonable, cuando empresas locales por la misma ruta te cobran lo mismo por persona.

El coche era nuevo, tipo 4×4 de 7 plazas y muy cómodo. Además Tony habla algo de inglés y es muy agradable y simpático.

Llegamos al hotel e hicimos el cheking (nos recibieron con un te frío y con toallitas refrescantes) pero como todavía no podíamos disponer de la habitación porque eran las 10 y hasta las 12 no estaba lista nos guardaron las maletas en consigna sin ningún problema.La primera impresión del hotel De Naga Chiang Mai fue muy buena, una decoración preciosa y un personal muy atento.

Y ahora sí nos disponíamos a conocer los alrededores de Chiang Mai. La subida al Doi Suthep se realiza por una carretera de montaña de curvas más que empinadas y que está rodeada de gran vegetación, también se van encontrando pequeñas cascadas durante el camino.

Wat Phrathat Doi Suthep

Este templo constituía la primera etapa de la excursión de hoy. Nada más llegar nos sorprende la cantidad de puestecitos de comida, frutas y souvenirs justo en las primeras escaleras que dan paso a la taquilla.

La entrada del templo cuesta 30 BHT y para acceder existen dos modos:

– subir la escalera flanqueada por 2 dragones con más de 300 escalones.

– pagar 20 BHT más y subir con un elevador.

Ya depende del cansancio de cada uno y del tiempo que se disponga, en nuestro caso optamos por el elevador y en menos de 5 minutos estábamos en la entrada del templo.

Nos sorprenden los edificios que existen en el entorno del templo, la riqueza ornamental, también es el primer templo que visitamos y todo es nuevo para nosotros.

Una vez en el interior del edificio principal nos quedamos encantados con el gran “Chedi dorado” y con la decoración de los muros pintados y las figuras de Buda. En este templo, en uno de sus edificios me incliné por realizar el ritual por el cual un monje budista te bendice con una especie de agua y luego te ponen una pulsera protectora (en los templos de Thailandia existen una gran cantidad de ceremonias y rituales para obtener buena suerte).

Estuvimos en el templo y sus alrededores aproximadamente hora, hora y media. Este templo nos ha gustado especialmente por estar rodeado de vegetación en lo alto de la montaña y por su impresionante escalera.

suthep

Doi Pui

Después de la visita al templo, nos dirigimos hacia el poblado de Doi Pui, donde vive la etnia Hmong. Hay que señalar el marcado carácter mercantilista que ha adquirido este poblado a lo largo de los años. La calle principal del pueblo está flanqueada de tiendas de artesanía local y sitios para comer. Para encontrar la verdadera esencia del poblado hay que seguir la calle principal e ir ascendiendo por las callejuelas para descubrir rincones y lugares más “auténticos” y sobre todo para encontar los cuidados jardines que son una verdadera maravilla (en las fotos no se aprecia la intensidad de los colores).

Una vez que ascendemos por las callejuelas, descubrimos el jardín principal y por suerte para nosotros, nos encontramos con muchachas del lugar que iban vestidos con el traje tradicional de esta etnia. También encontramos a una pareja de novios que estaba haciéndose un reportaje.

0017
Jardines en Doi Pui
0018
Mujeres Hmong

Los precios que había en los productos de artesanía (una vez realizado el pertinente regateo), eran bastante buenos, con comparación a otros sitios y había gran cantidad de productos. Compramos unas muñecas de trapo hechas a mano muy bonitas.

Ya eran las 12:30h a sí que buscamos un sitio donde comer en el poblado. Escogimos un lugar en la calle principal donde había muchos lugareños comiendo y resultó estar muy bueno. Un plato más una bebida costaban 50BHT (un poco más de un euro). Comimos la típica sopa de Noodel (una especie de fideos largos) y también un plato que era carne de cerdo cocida, acompañada con arroz blanco (fue lo que más nos gustó). Cuando terminamos de comer, nuestro taxista Tony nos estaba esperando a la entrada del pueblo para llevarnos a nuestro próximo destino, los jardines del Bhubing Palace.

0020
Cabaña Hmong
0023
Noodel Soup

Bhubing Palace

Nos dirigimos pues a visitar los jardines del Palacio Bhubing, estos jardines  muestran su máximo colorido durante los meses de enero y febreo. La entrada cuesta 50BHT por persona y merece la pena pasear tranquilamente disfrutando de la gran cantidad y variedad de flores y plantas que hay. Nosotros hicimos un recorrido rápido y no llegamos a subir a una colina que hay donde sigue el jardín, ya que al calor que hacía, se unían las horas sin dormir y el cansancio, pero nos gustó mucho este lugar, por la gran tranquilidad y serenidad que transmite (sólo se escucha el ruido de las hojas al moverse, los pájaros…).

dscn2014
Flores en los jardines del Palacio
0027
Bhudin Palace

Bo Sang (el pueblo de la artesanía)

Cuando terminamos nuestro recorrido por los jardines decidimos volver a Chiang Mai (ya eran casi las 15h). Bajamos la sinuosa carretera y continuamos camino hacia Bo Sang (el pueblo de la artesanía). Este pueblo en realidad no es ningún poblado tradicional, ni nada por el estilo, se trata más bien de una carretera larga en la que a lado y a lado se encuentran industris de artesanía de las más variadas, desde piedras preciosas, pasando por alformbras, madera de teka y como no, las famosas sombrillas típicas hechas a mano.

Visitamos tres fábricas. La primera de ellas dedicado a las joyas donde se trabajaban piedras preciosas y pudimos ver cómo se incrustraban en pendientes, anillos, cómo se tallaban imágenes de buda. Y toda fábrica desembocaba (como no) en una macro tienda donde un número considerable de vendedoras te iba enseñando y enseñando para que comprases algo. A nosotros en realidad no nos gustaban mucho ese tipo de joyas, porque eran demasiado grandes y con demasiados colorines (y por qué no decirlo, con unos precios de aupa). Quizás la fábrica de joyas era la que tenía una venta más agresiva.

Después nos dirigimos a la fábria de muebles y artesanía de madera teka, aquí te dejaban más tranquilo admirar todo el trabajo que hacen con la teka, desde grandiosas construcciones (que utilizan para las casas), hasta figuritas de elefante.

Y por último la fábrica de sombrillas. Nos explicaron todo el proceso artesanal de las sombrillas, su lacado, secado, el tinte del parasol… esta es la fábrica que más nos gustó, porque es la que se veía más auténtica y además no nos atosigaron para que comprásemos nada.

La verdad es que personalmente “Bo Sang” no me pareció un lugar muy interesante para visitar, ya que está muy orientado al turismo y a la venta de todo tipo de productos, yo le dedicaría un par de horas (como mucho) que es lo que nosotros estuvimos y si tuviera que simplificar, iría directamente a la fábrica de sombrillas, pues para ver muebles y joyas… Os dejo algunas fotos.

0033
Fábrica de sombrillas
0032
Bo Sang

El día había resultado muy completo y le pedimos a Tony que nos llevase de vuelta al hotel (eran cerca de las 18h) porque estábamos cansadísimos y quedamos con él para realizar la excursión por libre del campo de elefantes de Maesa, Tiger Kingdom y las tribus del Norte (por 1200 BHT las 3 personas todo el día y nos llevaba de vuelta gratis al aeropuerto), pero eso ya sería en dos días.

Ahora tocaba reponer fuerzas, así que compramos comida Thai en unos puestos cerca del hotel (hay bastantes restaurantes y puestos callejeros), nos pegamos una duchita caliente y a dormir (por fin!!!!).

Día 3: Chiang Mai y sus templos

(3 de febrero de 2011, jueves)

Hoy nos levantamos sobre las 10h, teníamos que recargar las pilas después del día anterior. El desayuno del hotel resultó ser bueno, tenía desde comida Thai, hasta fruta fresca, dulces, zumo natural… Así que tras desayunar, nos dispusimos a recorrer la ciudad de Chiang Mai.

Habíamos planeado una ruta que proponían en la guía de “Guiarama”, titulada “Chiang Mai y sus templos”. La ciudad de Chiang Mai cuenta con cientos de templos, todos ellos muy bonitos, pero como no era cuestión de ir caminando de un lado para otro sin rumbo fijo (y menos con el calor que hacía), escogimos los 4 templos más importantes de la ciudad. Como anécdota comentar que Chiang Mai tiene más de 300 templos y al taxista le dijimos en un principio que queríamos verlos todos, tendríais que haber visto su cara, un auténtico poema :)

Para recorrerlos contratamos un taxi por 350 BHT para los tres durante toda la mañana, que nos llevara de puerta a puerta con aire acondicionado y tomando el sol justo (sinceramente el sol en Tailandia es abrasador y eso que estábamos en el Norte, todavía nos quedaba conocer el sol en Bangkok…).

Wat Chianch Ma

Cada templo tiene su encanto especial, y en este quedamos impresionados con el gran Chedi dorado que descansaba sobre unos elefantes de piedra (que parecía reales).

Hay que seguir unas normas cuando se visita un templo budista (me refiero cuando entras dentro del edificio en sí, no en todo el recinto):

– Lo primero es descalzarse (con lo cual, es muy recomendable llevar un calzado fácil de quitar, porque a cada momento estás quitándotelo).

– Nunca se debe dar la espalda a una imagen de Buda.

– Y muy importante, siempre hay que arrodillarse o sentarse frente a la imagen de Buda (nunca debes estar a una altura superior de la imagen de Buda).

La norma que siempre se cumple es la de descalzarse, las otras dos, dependiendo de la importancia del templo, habrá monjes que te indiquen que te arrodilles o que no te digan nada. Yo al final opté por llevar chanclas de verano y aunque pisaba descalza hay que decir que todo estaba muy limpio.

Cuando terminamos de visitar el recinto compramos una cestita con pájaros (creo que nos costó 100 BHT), es otro de los rituales para la buena suerte de los tailandeses y consiste en liberar los pájaros de la cesta. La verdad es que es un momento muy bonito, en la foto se puede ver uno de los pájaros saliendo (cabe decir que los pajaritos en cuestión vuelven después con la vendedora, pero igualmente es bonito 😉 ).

chiangma

Wat Phra Singh

Este templo nos gustó mucho, no sólo por su interior, sino como sus alrededores, que están llenos de jardines y de numerososo edificios (en uno incluso existe una figura de Buda tallada completamente en Jade verde).

Aquí también encontramos desntro del edificio principal a un grupo de monjes comiendo (bastante curioso) y también estaba la momia de un monje que había fallecido hace 5 años y lo tenían sentado en la postura de meditación (parecía que estaba vivo, era impresionante).

prasing

Wat Chedi Luang

En este templo lo más impresionante es el edificio central (el que se ve en la foto construido en ladrillo), de un imponente tamaño y cuyo techo se destruyó a consecuencia de un terremoto. Como sucede en todos los templos de Tailandia, son de gran interés también los alrededores y nos llama la atención una pequeña construcción realizada en madera y con incrustaciones de nácar (foto inferior izquierda).

chedilua

Wat Phantao

Personalmente fue el templo que más me gustó por su austeridad y sobre todo por ser muy original al estar realizado totalmente en madera. También es muy original el chedi que hay en la paste posterior del recinto que está realizado totalmente en mimbre (fotografía inferior izquierda). En este templo realizamos otro de los rituales de la buena suerte, consiste en dar un donativo a los monjes del templo y ellos te dan un cuenco lleno de monedas, con ese cuenco vas echando monedas en otros cuencos y vas realizando peticiones por los familiares, pidiendo deseos.

phantao

Tarde por Chiang Mai

Cuando terminamos de visitar los templos ya era la hora de comer, así que le pedimos al taxista que nos dejara en el restaurante “Huen Phen” (está situado en el nº 112  de la calle Rachamankha), aquí os dejo el enlace de las críticas de Tripadvisor al restaurante “Huen Phen”. Este restaurante lo recomendaba la guía por su relación calidad- precio y es un restaurante típico de especialidades de la comida del Norte de Tailandia. La verdad es que fue uno de los lugares donde mejor comimos, sobre todo lo más bueno eran las costillas de cerdo. Una observación sobre los restaurantes de Tailandia y es que no tienen un horario fijo y puedes comer en cualquier momento, desde que abren hasta que cierran (aunque claro está, en las horas “normales” sobre las 14h, siempre lo tienen todo recién hecho).

0078
Restaurante "Huen Phen"

0077
Tienda de surtido "al peso"

Después de comer aprovechamos para darnos un baño en la piscina, hacía muchísimo calor y el agua estaba fresquita. Además un “staff” del hotel nos encendió los chorros de hidromasaje de la piscina y nos pegamos quedamos muy relajados.

Una vez nos hubimos refrescado decidimos salir a dar un paseo por las calles de Chiang Mai y disfrutar con el ambiente (ese fin de semana se celebraba el “Festival de las Flores” y había mucha animación). Nos gustaron mucho los puestos callejeros con diferentes comidas, patatas fritas en una brocheta, tortitas con forma de osito, a los niños les encanta comprarse este tipo de chucherías cuando salen del colegio.

0082
Tortitas con forma de Osito

0080
Brochetas de Patata

Yo aproveché también para probar el “Fish-Spa”, lo había visto por la tele y también en otros diarios de viaje y me llamaba muchísimo la atención. El “Fish-Spa” consiste en meter los pies (o las manos e incluso en algunos lugares puedes meter el cuerpo entero) en unos depósitos de agua llenos de peces que te van chupeteando y te quitan toda la piel muerta. Es una experiencia muy divertida y la piel se queda increíblemente suave. Existen lugares en los que además de estar disfrutando del masaje que te dan los pececitos, puedes consultar internet. Nosotros escogimos un “Fish-Spa” cerca del hotel que tenía los depósitos muy limpios y antes de introducir las piernas te lavaban muy bien para no contaminar el agua. El masaje lo elegí de 15 minutos. Os dejo unas fotos y sobre todo si visitáis Tailandia, no os perdáis la experiencia,  ¡muy divertido!

(foto Fish- Spa)

Noche por Chiang Mai

Cuando anocheció, decidimos dar un paseo desde nuestro hotel hasta el “Mercado Nocturno” (Kalare Night Bazar). Tardamos unos 20 minutos en llegar y estuvimos viendo tiendas de artesanía por el camino (hay que decir que los precios en las tiendas de artesanía son mucho más económicos que en el “Night Bazar” y sobre todo te olvidas de regatear que es bastante pesado). También fuimos viendo algunos templos  (aunque estos están muy poco iluminados por la noche).

0086
Mercado Nocturno (Chiang Mai)

0089
Puestos de comida (mercado nocturno)

El Mercado Nocturno es un recinto bastante grande donde existen infinidad de puestos y tiendas, (también hay puestos callejeros en la calle donde se encuentra el Bazar, pero aquí los precios son también un poco abusivos). También podemos encontrar en el recinto “Fish-Spa”, centros de masaje (estaban llenísimos), una zona de puestos con comida (el sistema para cenar es que compras unos tickets  que luego cambias por comida o bebida). Cenamos viendo un espectáculo de danzas tradicionales tailandesas. El ambiente es realmente agradable.

Cerraban todo sobre las 23h, así que decidimos coger nuestro primer “tuk-tuk” para regresar al hotel. La experiencia es muy divertida!!!Aunque es algo complicado subir a este original vehículo. Os dejo un vídeo para que veáis un fragmento del recorrido por las calles de Chiang Mai en Tuk-tuk. Terminaba otro día de nuestro viaje a Tailandia y ya teníamos ganas de que no acabara!!(y eso que como aquel que dice, acabábamos de empezar).

En “tuk-tuk” por Chiang Mai from Elena Tauste on Vimeo

Día 4: Tiger Kingdom, Poblado Tribus del Norte y Campo de Elefantes de Maesa

(4 de febrero de 2011, viernes)

Tiger Kingdom

Comenzamos el día de hoy visitando “Tiger Kingdom” (enlace de Tiguer Kingdom) que se encuentra a las afueras de la ciudad de Chiang Mai. Puedes elegir entre diferentes tipos de entradas (con sus diferentes precios):

– Estar con los tigres más pequeños

– Estar con los tigres medianos

– Estar con los tigres grandes

– Y luego se van combinando unas y otras.

Nosotros elegimos estar con los tigres más pequeños y con los tigres grandes. El tiempo que te dejan estar con ellos ronda los 10- 15 minutos. Cuando llegas a la jaula donde se encuentran los tigres más pequños (que en nuestro caso sólo había uno), también se encontraban los medianos y nos pudimos hacer fotos con ellos también. Los cuidadores te dejan que los toques, pero no puedes apenas jugar con ellos, pues no les dejan que peguen zarpazos o muerdan, porque luego se pueden acostumbrar a ello.

El sitio es precioso y tienen a los animales muy bien cuidados, con extensiones para correr. Se ven limpísimos y bien alimentados.

A nosotros la experiencia que más nos gustó fueron los tigres grandes. Estuvimos con dos de ellos y son impresionantes, sobre todo cuando se ponen de pie. Mi padre estuvo acariciando a una tigresa, y ésta se puso a ronronear como si fuera  “gato” gigantesco, nos hizo mucha gracia. Aquí os pongo un víedo que inmortalizó este momento.

tigerkin

Poblado “tribus del Norte”

Después de la experiencia en “Tiger Kingdom” el taxista nos llevó a una aldea donde convivía varias de las tribus del Norte de Tailandia. En realidad es un poblado con varias cabañas muy grandes (no se visitan) y luego una calle llena de puestos de artesanía, donde venden numerosos objetos hechos a mano, sobre todo pañuelos que tejían ellas mismas.

Las más impresionantes eran las mujeres de la etnia Karem (“mujeres jirafa”) con sus largos cuellos. Los collares son realmente pesados. También había mujeres de la etnia Hong (como en el Doi Pui) y de la etnia Akha (tribu de las orejas grandes). La entrada nos costó 1200 BHT los tres (un precio bastante abusivo, teniendo en cuenta los precios de Tailandia), pero considerando que no nos habíamos tenido que desplazar a la frontera con Birmania (como hacen en otras agencias) y que así podíamos disfrutar más el día, pagamos la entrada.

tribus

Aquí os pongo un vídeo de una niña de la etnia Karem tejiendo, es impresionante su concentración.

Niña Karem (mujeres jirafa) Tailandia from Elena Tauste on Vimeo.

 

Campo de entrenamiento de elefantes de Maesa

La próxima etapa de nuestra excursión del día era algo que siempre habíamos soñado, visitar el campo de entrenamiento de elefantes de Maesa, uno de los campos de entrenamiento más grandes de Tailandia. He de decir que el entorno es precioso, rodeado de vegetación selvática y por donde discurre un río precioso con pequeñas cascadas. Además el sitio está limpísimo y cuenta tiendas de souvenirs, un restaurante muy grande, una tienda donde venden los cuadros que pintan los elefantes (son verdaderas obras de arte) y además se pueden visitar distintas zonas donde hay elefantes de todas las edades.

Lo maś recomendable es comprar un paquetito de plátanos y otro de caña de azucar para poder dárselos a los elefantes (sobre todo si vais a realizar el paseo en elefante, porque les encantan y constantemente están pidiendo).

El paseo que nosotros contratamos fue el de media hora (que en realidad duró casi 50 minutos!!!) y fue muy divertido. El paisaje es muy bonito y los cuidadores de los elefantes son muy simpáticos y se paraban a sacarnos fotos en los mejores sitios. Hay que decir que es muy cómodo subirse en elefante, ya que te paras en una plataforma que hay habilitada para ello y ya el elefante para justo delante, te sientas en la silla y listo!!(sin ingún tipo de riesgo).

La mejor hora para llegar al campo de entrenamiento es sobre las 11 u 11:30, porque así podreis realizar el paseo tranquilamente que terminareis sobre las 12, 12:30 y luego a las 13h es el último espectáculo de los elefantes. Tened en cuenta que aunque los taxistas os digan que hay que reservar el paseo, que lo mismo no hay elefantes… etc NO es cierto, porque nosotros llegamos a la taquilla y sin nigún problema pudimos comprar el paseo en elefante. Además, si no quereís subir, hay también una entrada en la que simplemente se paga el acceso al campo y el espectáculo. Ya depende de cada uno si sólo quiere verlos o también subirse, pero que SIEMPRE hay entradas. Y también lo bueno es que a esa hora ya han pasado todos los grupos de las excursiones programadas desde Chiang Mai y estareis más tranquilos.

paseoele

(to do)

maesa

(to do)

Día 5: Bangkok (principales lugares de interés)

(5 de febrero de 2011, sábado)

Navegando por el río Chao Phraya

bangkok


Gran Palacio (Bangkok)

granpala

Wat Pho (Gran Buda Reclinado)

budarecl

Wat Arun (El templo del Amanecer)

temploam

Día 6: Seguimos en Bangkok (Palacio de Teka, Mercado de Chatuchak, Barrio Chino)

(6 de febrero de 2011, domingo)

China Town

chinato

Día 7: Ayutthaya

(7 de febrero de 2011, lunes)

Wat Chaiwatthanaram

ayutt1_1

Wat Lokayasuthaaram

ayutt2

Wihan Phra Mongkhon Bophit

ayutt3

Wat Phra Mahathat

ayutt4_0

Wat Yai Chai Mongkhon

ayutt5_0

Día 8: Nos vamos a Krabi

(8 de febrero de 2011, martes)

krabi

Día 9: Excursión Islas Hong

(9 de febrero de 2011, miércoles)

Comienza la excursión; Llegamos a Pakbia Island

excursio

Lading Island

papiabea

Lagoon (Hong Island)

lagoon

Hong Beach

hongbeac

Día 10: De relax en Krabi

(10 de febrero de 2011, jueves)

Día 11: Regreso hacia la realidad

(11 de febrero de 2011, viernes)

Día 12: Llegamos a España

(12 de febrero de 2011, sábado)

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies